top of page
Buscar

Triglicéridos y la importancia del estilo de vida



Los triglicéridos son un tipo de lípidos que se encuentran en determinados alimentos y, a su vez, se producen en el hígado. Los triglicéridos circulan en la sangre mediante lipoproteínas que se producen en el intestino y en el hígado y se transportan a los tejidos donde se utilizan como una reserva de energía para cubrir las necesidades metabólicas de los músculos y el cerebro.

Los triglicéridos altos en sangre, asociado a otras alteraciones de lipoproteínas como HDL baja y LDL normal, pueden contribuir al riesgo de sufrir accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y cardiopatías. Los triglicéridos extremadamente altos también pueden causar inflamación aguda del páncreas (pancreatitis).

La elevación anormal del nivel de triglicéridos en la sangre se denomina hipertrigliceridemia (HTG). Es recomendable mantener sus niveles en rangos normales (por debajo de los 150 mg/dl).

Esta elevación de las concentraciones de triglicéridos puede resultar del efecto, en diferente grado, de:

  • Las características genéticas del individuo

  • Numerosos factores ambientales: alimentación, estilo de vida y la exposición a tóxicos o fármacos.

  • Enfermedades: diabetes, resistencia a la insulina, enfermedad renal, enfermedad hepática.

Modificaciones en el estilo de vida para mejorar los niveles de triglicéridos:

  • El primer paso práctico de la modificación del estilo de vida se relaciona con el consumo de alcohol, se deben evitar en cualquier forma y cantidad.

  • Además, un aumento de la actividad física es otra piedra angular de las recomendaciones de estilo de vida. La práctica regular de ejercicio físico reduce la concentración plasmática de TG de manera adicional al efecto que tiene la pérdida de peso (a expensas de disminución de masa grasa).

  • Con respecto a la alimentación, el principio más importante es reducir la ingesta calórica neta. La pérdida de peso, a expensas de disminución de masa grasa, mejora la sensibilidad a la insulina y reduce **la concentración de TG.

  • Con respecto a las recomendaciones dietéticas específicas, los alimentos ricos en carbohidratos refinados, así como la sacarosa y la fructosa, aumentan los TG mucho más en comparación con los alimentos ricos en fibra y de bajo índice glucémico.

  • Los ácidos grasos saturados (aceites tropicales, carnes grasas o procesadas, dulces y mantequilla) deben reemplazarse con alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados, como el aceite de oliva y aquellos en los que predominen los ácidos grasos omega-3 (lino, chía). En este último grupo se destacan los pescados azules, las nueces y el aceite de canola.

Fuentes consultadas:

Revisión clínica de triglicéridos: European Heart Journal , volumen 41, número 1, 1 de enero de 2020, páginas 99–109c.

Guía ESC/EAS 2019 sobre el tratamiento de las dislipemias: modificación de los lípidos para reducir el riesgo cardiovascular.

Triglicéridos y riesgo cardiovascular, Med interna Méx. vol.33 no.4 Ciudad de México jul./ago. 2017

El papel de los triglicéridos en la ateroesclerosis y su relación con la resistencia a la insulina: una ruta desconocida. Rev Venez Endocrinol Metab 2013H11(3): 123K127

Fundación Española del Corazón

Sociedad Española de Medicina Interna

Fundación hipercolesterolemia familiar


Contenido exclusivo para los miembros de Fio Vitelli’s Health Club

hola@fiovitelli.com




Comments


bottom of page