top of page
Buscar

Colesterol y alimentación



El colesterol es una sustancia grasa (un lípido) presente en todas las células del organismo. El hígado elabora todo el colesterol que el organismo necesita, forma parte de las membranas celulares y es precursor de hormonas esteroideas, ácidos biliares y de la formación de la vitamina D.


El colesterol se transporta en la sangre, adherido a las proteínas. Esta combinación de proteínas y colesterol se llama lipoproteína. Existen diferentes tipos de colesterol, que dependen de qué transporta la lipoproteína. Ellos son:

· Lipoproteína de baja densidad (LDL). El colesterol LDL, o comúnmente denominado "malo", transporta las partículas de colesterol por todo el cuerpo. El colesterol LDL se acumula en las paredes de las arterias, lo que genera su endurecimiento y estrechamiento.

· Lipoproteínas de alta densidad (HDL). El colesterol HDL, o comúnmente denominado "bueno", recoge el exceso de colesterol y lo lleva de nuevo al hígado.


A pesar de la importancia biológica del colesterol, elevadas concentraciones plasmáticas del mismo ocasionan alteraciones tales como la hipercolesterolemia, la cual promueve la disfunción endotelial causada por la ateroesclerosis (acumulación de placa en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo). La evolución de la ateroesclerosis representa el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Las principales recomendaciones para disminuir el colesterol en sangre incluyen:

  • Más actividad física en primer lugar.

  • Evitar el consumo de alcohol y/o cigarrillo.

  • Y hacer foco en la alimentación.

Aumentar el consumo de plantas, aportando así fibra y fitoesteroles. Los fitoesteroles se encuentran en casi todos los vegetales y, en mayor proporción, en semillas oleaginosas, aceites, cereales, legumbres y frutos secos. Tiene efecto hipocolesterolémico, por lo cual se les considera como importantes aliados en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Los fi­toesteroles y el colesterol compiten entre sí por su absorción a nivel intestinal, prevalece la absorción de los fi­toesteroles y como consecuencia el organismo elimina mayor cantidad de colesterol por heces.


A su vez, se debe disminuir el consumo de alimentos con grasa saturada como aquellos de origen animal y derivados tales como carnes, huevos y productos lácteos. Algunos aceites ricos en grasa saturada como el aceite de coco y disminuir el consumo de productos ultraprocesados en general, embutidos, fiambres, frituras, productos de panadería y pastelería.


Fuentes consultadas:

  • Colesterol: Función biológica e implicaciones médicas, Revista mexicana de ciencias farmacéuticas. Scielo, 2012.

  • Colesterol en la sangre, NIH National Heart, Lung and blood Intitute.

  • Colesterol y Riesgo Cardiovascular, Fundación Española del Corazón.

  • Cholesterol Biosynthesis: A mechanistic overview, Biochemistry, 2019.

  • NIH, institutos Nacionales de la Salud, Departamento de Salud y Servicios Humanos. Edición especial ‘’Planifique su plato’’. Octubre, 2019.

  • Alimentación saludable y nutrición en las enfermedades cardiovasculares, Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas. Scielo, 2010.

  • Instituto del Corazón Texas.


Contenido exclusivo para los miembros de Fio Vitelli’s Health Club

hola@fiovitelli.com


Comments


bottom of page